dissone-logo

¿Cuáles son los beneficios del poliéster?

El poliéster es una de las telas más utilizadas para la sublimación. Pero ¿cuánto sabemos acerca de este material en realidad? A continuación, te contamos todo lo que necesitás conocer al respecto.

Hablemos del poliéster

El poliéster es un material sintético. Esa cualidad hace que, en contacto con el calor, se abran sus poros, siendo receptivo a las tintas y otros tratamientos. Al momento de calentarse, las tintas con las que se imprime por sublimación pasan de estado sólido a estado gaseoso. Es en ese último estado que penetran en los tejidos de la tela.
Estas características son las que hacen del poliéster el elemento por excelencia para los procesos de sublimación. No obstante, esto no significa que todas las telas para sublimación tengan que ser necesariamente 100% poliéster.
Hay distintos tipos de tela. Esa clasificación hace al proceso que se puede llevar a cabo sobre ella. En líneas generales, se pueden mencionar dos grandes grupos:

• Las telas de fibras naturales

• Las telas de fibras sintéticas

Como su nombre lo indica, las telas de fibras naturales son las que provienen de origen vegetal, mineral o animal. Los procesos de estampado de ellas son diferentes, ya que no son telas que puedan someterse a una sublimación.
Por su parte, las fibras sintéticas son producidas y generadas por acción humana, requieren de una intervención. Dentro de este abanico de telas, la más importante es el poliéster.
En definitiva, podemos decir que el poliéster es la tela por excelencia para sublimar. Es la tela propia del sublimado. Esto se debe, como decíamos con anterioridad, a que es el tipo de material en el que las tintas pueden ingresar, penetrando correctamente en sus tejidos, garantizando calidad y durabilidad.
A pesar de ello -y como adelantábamos previamente- no es necesario que sea 100% el material que elijamos para la sublimación. En muchos casos se trabaja con telas que son una combinación entre poliéster y otro material. Incluso, en ocasiones, ese material es una tela de fibras naturales. ¡Pero cuidado! Esto no debe generar confusiones. Es posible sublimar una tela que tiene un porcentaje de poliéster y otro de fibras naturales. Pero, como ya se dijo, no es posible sublimar telas de fibras solamente naturales. Además, hay que destacar que mientras más alto sea el porcentaje de poliéster en la tela, mejores serán los resultados.

Son esas características del poliéster las que lo hacen el material por excelencia para estos procesos de personalización de prendas. Al abrirse sus poros, la tinta penetra correctamente, generando excelentes resultados, gran calidad y, especialmente, resistencia y durabilidad.

Como sabemos, la sublimación es una técnica que pone a nuestra disposición la posibilidad de hacer de nuestro guardarropas exactamente lo que siempre quisimos. Es la forma en que todo lo que está en nuestra mente, lo que imaginamos, lo que deseamos, lo que anhelamos, se haga realidad. Y, por si fuera poco, ese hacerse realidad se alcanza de manera veloz, sencilla y económica.
No obstante, en ocasiones sucede que no sabemos bien cómo generar un buen diseño para las prendas que queremos imprimir. Para facilitarte esta tarea, a continuación, te vamos a dar algunos tips y consejos para que puedas generar el mejor diseño para las prendas que vas a sublimar.

Creatividad y un diseño espectacular

Paciencia y cuidado

A veces, cuando se pone frente a nosotros una oportunidad como es la de la sublimación, tendemos a querer hacer todo rápido, para tener pronto en nuestras manos esas espectaculares prendas que estamos ansiosos por poder usar y mostrar. A pesar de ello, apurarse puede llevarnos a cometer errores de los que luego podamos arrepentirnos.
Una garantía que nos ofrece la sublimación es la excelente calidad de los productos que arroja. Por eso, no importa qué diseño llevemos, sabemos que la prenda va a quedar bien. Lo que sí puede sucedernos es que nos apuremos a llevar algo y, luego, nos demos cuenta de que no era el diseño que en verdad queríamos, sino que teníamos otra cosa en mente que, en el apuro, no se nos ocurrió.
Para evitar que estas cosas puedan suceder, lo mejor es darse tiempo, tenerse paciencia. La paciencia es una gran amiga de las buenas decisiones. Debido a ello, te recomendamos tomarte tu tiempo para pensar esos diseños magníficos que querés tener en tu ropero, guardarlos y, luego, acudir a la empresa de sublimación.

Conocer la actualidad

Una tendencia que muchas personas adoran para lograr el mejor diseño es la de poder imprimir en sus prendas cuestiones vinculadas a la actualidad. Entre los casos más vistos, podemos reconocer la sublimación de diseños y frases relacionados a sucesos importantes o a personas famosas, que generan gran repercusión. Estar al tanto de lo que ocurre es una buena forma de inspirarse y de llevar consigo lo mejor.

Previsualización

Hoy en día, muchos espacios que se dedican a la sublimación permiten la previsualización. Esta, constituye una manera de saber previamente cómo va a quedar la prenda con el diseño que seleccionamos. De esa manera, vamos a poder notar si nos gusta o no, si necesitamos hacer algún cambio, si los colores y las formas quedan en el sitio en el que los habíamos pensado, entre otras cuestiones importantes a evaluar.

Tener los archivos preparados

Una vez que ya hemos dedicado el tiempo suficiente a pensar en los diseños que queremos realizar, es importante tener los archivos preparados antes de ir a la empresa de sublimación. Esto nos va a permitir consultar por cada uno de ellos, pedir asesoramiento en caso de que lo necesitemos y estar al tanto en caso de que se presente algún inconveniente. Mientras más preparados estemos al momento de ir, mejor será.

Qué telas puedo sublimar?

Hoy en día muchas de las telas utilizadas para confeccionar productos que usamos diariamente se estampan. En el mundo textil existen infinidad de telas, pero no todas son estampadas de la misma forma. A menudo recibimos consultas respecto de qué tipo de telas se pueden sublimar. A continuación explicamos brevemente cuáles son telas para sublimar y vemos ejemplos y casos puntuales.

Telas para sublimar. Sublimado textil. Las telas para sublimar deben tener alto contenido de poliéster.

Tipos de telas

Ya sean para productos íntegramente textiles o como componentes de otros productos, existen diversas formas de decorar las telas según su tipo. A grandes rasgos podemos diferenciar 2 grandes grupos de telas: las de fibras naturales (transformadas o no) y las de fibras sintéticas. Las de fibras naturales provienen de la naturaleza; tienen origen vegetal, animal o mineral. Estas fibras no pueden sublimarse, tienen otros procesos de estampado. A modo de ejemplo podemos nombrar: algodón, lana, yute, seda natural, lino, etc. Por otro lado se encuentran las telas de fibras sintéticas, producidas por el hombre. Dentro de estas telas, están las fabricadas con fibra de poliéster, que son telas para sublimar. Dentro del proceso de sublimación textil se puede utilizar únicamente telas con poliéster porque las tintas de sublimación solo se impregnan a este material.

Sin embargo, esto no quiere decir que las telas deben ser 100% poliéster. Muchas telas son producto de mezclas de poliéster con otras fibras. Incluso puede mezclarse poliéster con fibras naturales. Aun así, el resultado será bueno, siempre y cuando la tela sea mayoritariamente de poliéster.

Telas para sublimar

Una vez comprendidos los tipos de telas y sus diferencias a modo general, podemos hablar de telas para sublimar. Existen pocas telas que sean 100% poliester. Esto se da de esta manera, ya que mediante la mezcla de distintas telas se logran diversas propiedades y características. A modo de ejemplo, se puede lograr elasticidad, impermeabilidad o mayor resistencia térmica. Dentro de los tipos de telas que comúnmente se utilizan en sublimación textil podemos encontrar: Acetato, Acrocel, Arciel, Black Out, Bondeado, Chenille, Cordura, Deportivo Frisado, Dry Fit, Frisa Invisible, Gabardina de poliéster, Gasa, Jersey Set, Ketten, Ketten Frisado, Lycra, Microfibra, Microfibra Elastizada, Micropiqué, Modal, Neoprene, Panamá, Poliamida, Ribtop, Satén, Seda fría, Set de poliéster, Siré, Spun, Tafeta, Tela de avión, Tela de toalla, Tricot, Tropical Mecánico, Tul.

Características de las telas a sublimar

Un par de cosas importantes a tener en cuenta a la hora de la elección de telas para sublimar, son el color y la textura. En cuanto al color, es recomendable utilizar telas blancas o más bien de color claro. Esto es así debido a que la impresora de sublimación no utiliza tinta blanca. Es decir, el blanco no se puede sublimar ya que no existe tinta blanca de sublimación. Por lo tanto, mientras más claras sean las telas resaltarán en mayor medida los colores. No obstante esto, hemos hechos muchos trabajos de telas oscuras en los que se imprimen diseños más oscuros aún. En estos trabajos se logra un efecto interesante, desde lejos el diseño es casi imperceptible. Sin embargo, al acercase se descubre una especie de grabado que realza las telas.

Por otro lado, dependiendo de la estructura del tejido, si se trata de una tela plana o de punto vamos a encontrar distintas texturas. Esto influye ya que al tener una textura, la luz se reflejará de distinta forma a la de un tejido plano. Esto puede resultar en variaciones en los tonos o los colores que vemos luego de estampar la tela.

Friselina, un caso puntual

Un tema aparte es el caso de la friselina que en realidad se puede estampar por sublimación textil. Sin embargo, surge un problema con respecto al punto de fusión de este material. La friselina funde alrededor de los 140°C y, como hemos visto, se sublima a temperaturas cercanas a los 200°C, dependiendo la tela. Por lo tanto, la friselina no se podría sublimar de manera tradicional. Sin embargo, existe una forma de sublimar friselina. Consiste en bajar la temperatura por debajo del punto de fusión para resguardar la tela y aumentar el tiempo de exposición. De esta manera se logra una transferencia del diseño del papel a la tela. Pero atención, el resultado no será igual a las demás telas sintéticas que soportan mayor temperatura. Sin embargo, los diseños quedarán lo suficientemente bien, en tanto y en cuanto la calidad de los materiales y la descarga de tinta sean acordes.

Eligiendo un vinilo sublimable

Como ya hemos podido ver en otras ocasiones, la técnica de sublimación es muy versátil, ya que es la que mejor permite la personalización de una gran diversidad de productos. No obstante, a la hora de estampar textiles también resulta que nos encontramos con la limitación de que el tejido debe ser siempre de poliéster y de colores claros o blancos directamente.

Hay situaciones en donde es necesario sublimar y la tela no es acorde como sucede con los famosos mats para yoga, que su compuesto principal es el pvc. Entonces aparecen otros tipos de técnicas además de la sublimación, como es el caso de la serigrafía, del papel transfer o de la impresión digital directa. Con estas es posible salvar estos inconvenientes y buscar otras alternativas. El problema es que se requiere de invertir en una maquinaria nueva de personalización. Para poder aprovechar mejor los equipos y las tintas de sublimación con que ya se cuenta, vamos a hablar a continuación acerca del popular vinilo textil que es imprimible con las técnicas de sublimación.

Hablemos de los vinilos textiles

Lo primero que hay que decir es que estos vinilos son totalmente blancos. Esto se debe a que apuntan a poder imprimir sobre ellos el diseño que se quiera solamente con el uso de las mismas tintas de sublimación. Estos vinilos se pueden colocar posteriormente sobre cualquier color de tela.

Si bien es cierto que hay muchas variedades de vinilos textiles, las más populares son las que mencionamos a continuación:

Vinilo SubliTex

Este vinilo se destaca por ofrecer un acabado mate. Puede aplicarse tanto sobre tejidos de poliéster, como así también sobre tejidos de algodón, de acrílico y otros similares.

Algo que hay que destacar es que en este caso estamos haciendo referencia a un vinilo que se aplica de una manera diferente al proceso de sublimación tradicional. No obstante, esta aplicación es en realidad un proceso sencillo. Se lo puede imprimir directamente sobre la impresora, recortarlo y luego pegarlo en la prenda que se va a querer personalizar. Para poder recortarlo es posible hacer uso de un plotter de corte o con tijeras simplemente si el diseño es sencillo. En cuanto a los parámetros de planchado, hay que mencionar que son 170°C a presión media durante un plazo de aproximadamente 50 segundos.

Vinilo PoliFlex

En este caso, estamos haciendo referencia a un vinilo que es casi como una tela termoadhesiva. Tiene un acabado brillante que es parecido a la tela de raso. Puede quedar especialmente buen en la personalización de ropa de trabajo o de ropa deportiva. Además, es apto para tejidos de cualquier tipo de composición.

El primer paso para su aplicación es imprimir el diseño en modo de espejo sobre el papel de sublimación. Luego, se puede planchar el diseño sobre el vinilo. Se coloca el vinilo con la parte de brillo mirando hacia arriba y sobre el papel sublimado.

Vinilo SubliFlock

Finalmente, este es uno de los vinilos preferidos para la personalización en general. Esto se debe a que ofrece un acabado aterciopelado, por lo que los resultados son muy agradables al tacto de la piel. Queda especialmente bien en todo tipo de remeras y camisetas, como así también en la ropa de invierno. Es un tipo de vinilo que se puede aplicar en tejidos de cualquier color, como así también de cualquier composición. La excepción está en los tejidos hidrofóbicos y en los tejidos de nylon.

¿Qué pasa con la sublimación y el algodón?

Si ya se tiene un cierto recorrido y una cierta experiencia en el campo de la personalización de objetos y prendas, se sabe que la respuesta es que en realidad no es posible hacer sublimación sobre algodón, debido a que las moléculas de la tinta que se usa en esta técnica y las moléculas propias del algodón tienden a repelerse entre sí, lo que genera que la tinta no se logre adherir a la tela.

De la misma manera, no es posible tampoco sublimar prendas oscuras, aunque estas sean de poliéster, debido especialmente a que las tintas de sublimación son de base acuosa, lo que otorga en general un acabado transparente. ¡Ojo! Esto no quiere decir en realidad que no haya manera de sublimar una tela oscura, pero sí es cierto que no vale la pena hacerlo en telas negras, debido a que el diseño no se va a apreciar de la manera esperada.

Pese a esto, desde hace muy poco tiempo se ha mostrado la existencia de soluciones alternativas para lograr estampar sobre algodón con equipos de sublimación. A continuación, vamos a contarte de qué se trata esta innovación.

Usando el papel sublicotton

Esta solución es especialmente adecuada para los tejidos de algodón, especialmente los que vienen en colores blancos o claros. Es un papel que se constituye como una lámina de poliéster transparente que se plancha sobre la prenda a personalizar. Luego, se plancha el papel de sublimación sobre el poliéster, fijando la tinta de sublimación.

Una de las ventajas de esta solución tiene que ver con que posee un buen tacto. No obstante, su resistencia al lavado oscila entre media y baja. El papel funciona especialmente bien para la personalización de prendas de estilo vintage, debido a que es importante prever que el color se va degradando a medida que se suceden los distintos lavados. Es también una buena opción para todas aquellas prendas que son de poco uso, como pueden ser las prendas para ocasiones especiales, ya que son las que no requieren una gran cantidad de lavados.

El papel subli-flex

En este caso estamos haciendo referencia a una solución que consiste en un papel imprimible con tintas de sublimación que se puede aplicar en prendas de algodón, tanto en las claras como en las oscuras. Es una de las principales diferencias que lo destaca de la solución mencionada con anterioridad. También se destaca por su capacidad de ser aplicado sobre tejidos de cuero o vaquero.

Es un papel que posee una durabilidad extremadamente superior al papel transfer. Los colores, luego de la personalización, tienden a ser mucho más definidos que en otros casos. A simple vista, esta solución se puede ver como un parche fino que se coloca encima de la tela. El acabado es plastificado y similar al transfer, pero con una sensación muy agradable al tacto, lo que también lo diferencia de otras soluciones. Además, logra efectos brillantes y al momento de estirar la prenda el diseño no se cuartea, ya que es queda elástico.

El transporte

Por último no te olvides que si sublimás muchos metros, probablemente serán rollos pesados que deben trasladarse en camionetas o camiones, por eso, pensá en contratar un servicio de flete que use cajas de cartón acordes y descartá el uso de motos o autos particulares.

Sublimación textil, cómo es el proceso?

Hoy en día, la sublimación se aplica en muchísimos productos que usamos cotidianamente. Sus características favorecen tanto la producción masiva como la personalización de productos. Es un proceso ampliamente utilizado y con muchas aplicaciones en la industria textil.

En esta nota vemos conceptos básicos y aplicaciones y formas de producción de la sublimación textil.

Conceptos básicos

El proceso de sublimación textil es un método que permite estampar cualquier tipo de diseño. Desde patrones o rapports textiles a moldes de prendas y accesorio, la sublimación tiene un amplio campo de aplicación. Es un proceso muy versátil ya que una impresora de sublimación trabaja con tecnología inkjet. Esto permite imprimir poca cantidad de metros a costos bajos en comparación con otras tecnologías y con excelente calidad.

Desde moda, indumentaria técnica o deportiva, accesorios y decoración del hogar hasta componentes de millones de productos, la sublimación textil tiene un enorme campo de acción.

Pero ¿cómo es el proceso?

La sublimación textil consiste en imprimir diseños en papel en una impresora de sublimación con tintas para tal fin. Una vez el papel impreso, se pasa al siguiente proceso, el estampado. Para ello, se somete al papel y la tela a un proceso de calentamiento. En dicho proceso, la temperatura puede llegar a los 215°C, dependiendo la tela. Mediante el calor que las fibras de la tela se abran. A su vez, la tinta del papel se sublima, es decir, pasa al estado gaseoso y se impregna en la tela. De esta forma el diseño se fija y no se remueve más. Este proceso es utilizado constantemente en el mundo textil, ya sea en moda y deporte o en productos para decoración del hogar. Este proceso se aplica a telas con alto contenido de poliéster. Esto implica hoy en día un campo de aplicación enorme.

Estampado desde el papel a la tela en formato pequeño.

Variantes de producción

Ahora bien, dentro de este proceso llamado sublimación textil existen diversas formas de producción. Cada una tiene sus particularidades, dependiendo la cantidad y productividad necesarias. Para sublimar remeras confeccionadas y estamparles logos o diseños, se utilizan impresoras de formato pequeño A4 y planchas pequeñas también. En el caso de producciones grandes o específicas, en donde se buscan rapport textiles o diseños en toda la tela y menores costos de producción, se recurre a impresiones de gran formato. Para este proceso se utilizan equipos industriales textiles, como plotters, que trabajan con papeles que rondan 1,6 m de ancho para la impresión. Además, el estampado se denomina calandrado textil. El calandrado textil puede realizarse de manera continua, por rollo o por prenda.

En Dissone, como gráfica textil digital ofrecemos servicios de impresión y calandrado de telas y prendas textiles. Es decir, podemos imprimir rapport textiles, diseños de prendas de vestir y accesorios textiles para decoración del hogar y un sinfín de otros productos. A modo de ejemplo hacemos: telas, ropa, banderas, mochilas, lonas, almohadas de viaje, telas de tapicería, toallas, cortinas, cartucheras, etc. Además, realizamos el calandrado de rollos de tela para que luego sea cortado a la medida necesaria o bien calandrar las prendas previamente cortadas. Además de nuestros servicios de sublimación textil, contamos con un equipo de diseñadores que generan diseños textiles ya preparados para la sublimación en tela. Ofrecemos diseños propios que modificamos a gusto del cliente para que sean parte de su colección. Para saber más del proceso pueden seguirnos en nuestras redes y consultarnos lo que deseen.

Usos diferentes

Hoy, es posible encontrarse con usos muy variados de la sublimación. De hecho, esta es una técnica que ha llegado también a las manos de los artistas, para generar espectaculares piezas con un valor único. Sabemos que la sublimación trabaja espectacularmente bien en grandes producciones, de la misma manera que en las pequeñas. Por eso, es un procedimiento que ha podido adecuarse a las ideas y a la originalidad de las personas, incluso de los artistas, que están encontrando las mejores formas de explotar ese potencial creativo.

El potencial artístico de la técnica, hoy, está a la vista. Se pueden crear diseños exclusivos para colecciones de productos. Además en el campo de la industria textil es posible crear obras en tela para vestimentas o para otros rubros y espacios. Se trata de a posibilidad de generar piezas únicas, diferentes a todo lo que se ve. De todas formas, la originalidad de esas piezas deja de pasar exclusivamente por el corte y la confección, empezando también a pasar por el diseño, por los colores, por la creatividad puesta en esa materia.

Sublimación para artistas

Los artistas están sacando provecho cada vez más de las posibilidades que la sublimación tiene para ofrecerles. Así, se los puede encontrar sirviéndose de su habilidad en el uso de los pinceles y usando las tintas de sublimación como acuarelas. Así, diluyen con el solvente para ese tipo de tintas, llegando a combinar distintos tonos para poder hacer arte en cada una de las producciones y productos.

Si bien existen ya tintas de sublimación que se encuentran disponibles en una gran diversidad de colores, hay artistas que optan por dar lugar a colores personalizados, adecuados a las grandes ideas que tienen en sus mentes. Así, las combinan para transferir sus propias ideas, su propia creatividad llevada al máximo al producto. La combinación entre el arte propio del artista plástico y las posibilidades de la sublimación ha logrado dar lugar a piezas únicas, llamativas, espectaculares en el campo textil.

Los elementos importantes de la sublimación

Cuando hablamos de sublimación, hay una serie de elementos importantes que no deben dejar de ser tenidos en cuenta. Son los siguientes:

El diseño

El diseño debe ser pensado con tiempo y paciencia, para lograr excelentes resultados. Hay que tener en cuenta cómo quedará el diseño repitiéndose innumerables veces en patrones, cómo van a coincidir en las costuras, entre otras cuestiones. También se debe pensar el color en función del tamaño de las formas y dibujos que se inserten.

La tela

Si lo que queremos es sublimación de alta calidad y que no se borre con los lavados, la tela tiene que contener poliéster. Esto no significa que deba estar hecha 100% de este material. No obstante, mientras más alto sea el porcentaje de este material en la tela que vamos a sublimar, mejores van a poder ser los resultados que obtengamos.

El corte

Cuando se sublima una tela para hacer ropa, es importante pensar el corte y la forma antes de mandar a hacer la prenda. En ocasiones, cuando la mente está enfocada en la sublimación, se tiende a perder de vista la importancia de la forma y esta puede no coincidir con las expectativas de la persona que va a utilizarla posteriormente.

El papel para sublimar

Cuando las personas empiezan a sublimar, es posible que no consigan buenos resultados. Pero esto no significa que todo sea responsabilidad del papel. El papel de sublimación actúa básicamente como un transportador de la tinta. Es el que debe permitir la máxima definición por puntos del diseño, permitiendo también la máxima transferencia de la tinta, al momento de aplicar el calor y la presión. Esa es la función que cumplen los papeles de sublimación.

Teniendo esto en mente, se puede decir que, en realidad, el éxito de los procesos de sublimación no depende tanto del papel en sí mismo. Por el contrario, se puede ver más condicionado por el modelo de impresora utilizado y por las tintas que se elijan para hacer el trabajo. Lo más importante, entonces, es poder elegir un modelo de impresora de calidad, con tintas que sean adecuadas para ella y que sean también de buena calidad. Claramente, si para este tipo de trabajos se hace uso de impresoras comunes de uso de oficina, es posible que los resultados no se encuentren ni siquiera cerca de ser los esperados.

Información sobre el papel de sublimación

Dicho lo anterior, brindamos otra información que se debe tener en cuenta con respecto al papel que se utiliza en la sublimación:

  • El papel tiende a ser el mismo independientemente del artículo que se vaya a sublimar. Existen distintos tipos de papeles que se pueden aplicar para la sublimación.
  • Es fundamental mantener la buena integridad del papel de sublimación, evitando, por ejemplo, que pueda tener humedad; para ello, se recomienda guardarlo en una caja cerrada en un espacio protegido.

Personalización de productos con foil y Flock en textil

Como hemos adelantado con anterioridad, si se cuenta con un equipo de sublimación, lo que mencionemos en este artículo puede representar una buena noticia. Esto se debe a que es posible estampar camisetas de algodón de cualquier color, usando Flock y foil, ello, incluyendo prendas de color negro, que tiende a ser el más complicado de todos.

¿Qué es el foil?

Lo que se conoce como foil consiste en una lámina metaloplástica muy fina. Al aplicarle calor encima, esta se adhiere a la tinta de sublimación que anteriormente ha sido depositada sobre el tejido, dando de esa manera lugar a efectos que son geniales para la personalización. Hay rollos de muchos acabados y de muchos colores diferentes que pueden ser excelentes para obtener buenos resultados al momento de querer potenciar los diseños que se realizan.

En lo que refiere al Flock, este es un material aterciopelado. Es ideal para muchos tipos de diseños de prendas, debido a que genera una interesante sensación al tacto con el relieve que otorga a las telas. Se lo puede encontrar también en una gran diversidad de colores.

Pasos para aplicar el foil

Si bien es cierto que esto puede cambiar según las técnicas y según los equipos con que cuente cada establecimiento, los pasos a seguir para estampar una prenda de ropa con foil son:

  • Recortar el pedazo de foil que se necesite y colocarlo posteriormente encima del diseño con la parte de color mirando hacia arriba.
  • Luego, se debe planchar durante aproximadamente 20 segundos con presión media a alta.
  • En tercer lugar, dejamos enfriar y realizamos el pelado, manteniendo un movimiento fluido y en diagonal.

Este efecto se puede aplicar en todo el diseño o solamente en algunas partes, según cuáles sean las intensiones esperadas en el resultado.

Pasos para aplicar Flock

En lo que refiere a las estampas con láminas de Flock, los pasos que se suelen seguir son los que mencionamos a continuación:

  • Los primeros pasos son los mismos que mencionamos en el caso anterior.
  • Cuando ya se han efectuado y se tenga la camiseta con el diseño de sublimagic estampado, se procede a planchar durante aproximadamente 50 segundos a una temperatura de 185°C con una presión media.
  • Se deja enfriar y se lleva a cabo el pelado con movimiento fluido pero lento, en forma diagonal.

Lo que se logra con este acabado es generar un espectacular efecto tridimensional al estampado, haciendo diseños geniales que se destaquen por su textura.

Hablemos de los plotters

Para poder llevar a cabo los trabajos de impresión por sublimación, a los plotters se les agregan unas tintas que son especiales. Los diseños se extraen desde un programa de diseño gráfico y se plasman sobre papeles especiales. Luego, esos papeles se ubican encima de los objetos que se van a sublimar, transfiriendo la tinta. Los plotters son los que se encargan de que este proceso se lleve a cabo de forma veloz y con gran eficacia, generando los mejores resultados.

Hoy, los emprendedores que apuestan a la sublimación solicitan plotters. Son la garantía de los resultados buscados. Es mediante los plotters de sublimación textil que se pueden imprimir los diversos diseños en distintas clases de tela. Con estos, se pueden utilizar los diferentes tipos de tintas, para obtener los mejores diseños con calidad fotográfica.

Cuando se habla de plotters, en la técnica de sublimación, se está hablando de la garantía de calidad y de resultado. Mucha gente, por ejemplo, acude a los plotters para la sublimación de prendas promocionales.

La principal ventaja que ofrece la sublimación con plotters como técnica, tiene que ver con la posibilidad de hacer factible una muy amplia gama de diseños de excelente calidad. Además, tiene que ver con la posibilidad de poder personalizar las prendas, sin necesidad de depender de terceros, de manera autónoma. Es gracias al plotter que se pueden lograr diseños de excelente calidad y, además, con alta durabilidad en el tiempo y con respecto al lavado. Se trata de una forma de diseño personalizado completamente profesional.

Hoy, un buen plotter para sublimación es una garantía de seguridad. Es la garantía de que se está invirtiendo en la mejor manera de tener diseños personalizados, sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero en tiendas costosas.