Dissone > All Posts  > Usos artísticos de la sublimación

Usos artísticos de la sublimación

Con el paso del tiempo, la sublimación se ha ido convirtiendo en una técnica cada vez más conocida, pero, además, cada vez más demandada. Hoy en día, la personalización de telas y prendas se ha convertido en una fuerte tendencia, ya que estamos transitando por un contexto en el que lo comercial, lo estándar, lo común está siendo dejado de lado, para dar paso a lo que tiene un motivo, a lo que habla de la personalidad y de los gustos de las personas.

No obstante, la personalización de objetos y de prendas no es la única razón por la que la sublimación ha ido creciendo con el paso del tiempo. En la actualidad, limitar su aplicación solamente a ello puede ser un error digno de ingenuidad.

Usos diferentes

Hoy, es posible encontrarse con usos muy variados de la sublimación. De hecho, esta es una técnica que ha llegado también a las manos de los artistas, para generar espectaculares piezas con un valor único. Sabemos que la sublimación trabaja espectacularmente bien en grandes producciones, de la misma manera que en las pequeñas. Por eso, es un procedimiento que ha podido adecuarse a las ideas y a la originalidad de las personas, incluso de los artistas, que están encontrando las mejores formas de explotar ese potencial creativo.

El potencial artístico de la técnica, hoy, está a la vista. Se pueden crear diseños exclusivos para colecciones de productos. Además en el campo de la industria textil es posible crear obras en tela para vestimentas o para otros rubros y espacios. Se trata de a posibilidad de generar piezas únicas, diferentes a todo lo que se ve. De todas formas, la originalidad de esas piezas deja de pasar exclusivamente por el corte y la confección, empezando también a pasar por el diseño, por los colores, por la creatividad puesta en esa materia.

Sublimación para artistas

Los artistas están sacando provecho cada vez más de las posibilidades que la sublimación tiene para ofrecerles. Así, se los puede encontrar sirviéndose de su habilidad en el uso de los pinceles y usando las tintas de sublimación como acuarelas. Así, diluyen con el solvente para ese tipo de tintas, llegando a combinar distintos tonos para poder hacer arte en cada una de las producciones y productos.

Si bien existen ya tintas de sublimación que se encuentran disponibles en una gran diversidad de colores, hay artistas que optan por dar lugar a colores personalizados, adecuados a las grandes ideas que tienen en sus mentes. Así, las combinan para transferir sus propias ideas, su propia creatividad llevada al máximo al producto. La combinación entre el arte propio del artista plástico y las posibilidades de la sublimación ha logrado dar lugar a piezas únicas, llamativas, espectaculares en el campo textil.