Dissone > Calandrado  > ¿Qué es el calandrado textil?

¿Qué es el calandrado textil?

El calandrado es un procedimiento que se aplica especialmente en el ámbito de la industria textil. Es un término que tiende a ser aplicado cuando se habla de sublimación de telas. A continuación, te contamos lo que tenés que saber acerca del calandrado textil.

¿En qué consiste?

Básicamente, el calandrado es un proceso mediante el cual se somete al medio a un tratamiento de calor y presión. Se realiza a través de un conjunto de rodillos mediante los cuales pasa la tela.
Lo que se conoce como la calandra textil, se compone de varios rodillos, uno que se calienta y otros que mueven un lienzo y presionan la tela o desenrollan y enrolla papeles. Estos se tocan con una presión que se gradúa a través de contrapesos, con varios cilindros. La tela pasa, en primera instancia, entre el cilindro caliente y el lienzo de presión. De los diferentes cilindros, por lo menos uno tiene que ser de metal. Este se calienta mediante aceite caliente que tienen en su interior y presenta una superficie perfectamente lisa. A veces, cuando se da diferentes velocidades a los cilindros a través de un sistema de engranajes, eso tiende a aumentar considerablemente el lustre, por lo que las calandras empiezan a ser consideradas de lustrar.

Otros tipos de calandrado

Existen varios tipos de calandrado textil. Estos son:

Calandrado por fricción

Este mecanismo se utiliza especialmente para brindar a la tela una gran cantidad de brillo. Si lo que se quiere es un acabado temporal, se impregna primero la tela con ceras y almidón. Sin embargo, si se quiere que sea durable lo que se puede utilizar es una serie de resinas de brillo.

Calandrado de moaré

El moaré es un sistema que se emplea especialmente para generar un efecto tornasolado en el diseño. Se asemeja a las marcas de agua, especialmente sobre acordonados de lana o seda. Si se utilizan fibras termoplásticas, se puede conseguir que el acabado sea permanente.
Para lograr este calandrado se colocan dos capas de tela abordonada, una sobre la otra. La capa superior debe quedar ligeramente torcida con respecto a la otra. Uniéndolas por las orillas, las capas pasan por un rodillo de calandrado. A través de calor y de presión, el dibujo o diseño de la capa superior se imprime sobre la inferior, o viceversa.

Calandrado de gofrado

Por último, el calandrado de gofrado es hoy en día una realidad, gracias al desarrollo de fibras que son sensibles al calor. Este es durable y lavable. En general, este acabado se realiza especialmente sobre telas de nylon, de acetato, de poliéster, de acrílico y combinados. Se trata solamente de un equipo con dos rodillos, uno hueco y el otro grabado, que se calientan con una flama de gas.